Consejos antes de crear una tienda online

Cuando tu organización se aventura en un nuevo e inexplorado territorio de comercio electrónico, es bueno tener alguna guía o entrenamiento  de qué esperar y más importante aún, qué NO hacer. Gracias a sus años de experiencia y aprendizaje implementando varios sitios web de comercio electrónico B2B, Luis Castro es nuestro faro de esperanza digital. Como Gerente de Negocios de Comercio Electrónico, el trae mucha perspicacia y experiencia para compartir.

En muchas ocasiones, los negocios de hoy en día tienen como mínimo una pagina web con el logo del proyecto, una sección sobre nosotros e información de contacto. Pero para satisfacer las demandas de nuevos compradores B2B , las empresas deben examinar detenidamente sus ofertas digitales actuales y hacer un cambio.

Muchos negocios y líderes comerciales están siendo constantemente lanzando nuevas tiendas virtuales para satisfacer estas necesidades.

Si está en el modelo de negocio B2B, ahora es el momento de examinar seriamente tu tienda en línea y tu presencia en Internet  y evaluar si tu negocio está listo para la próxima revolución digital B2B

Comprender las necesidades de los negocios y cumplir con las expectativas van a ser sus dos líneas para el éxito de esta iniciativa.

Tener una idea clara de lo que tu organización tiene en mente para tu tienda online y una comprensión clara de las reglas de negocio que son más importantes de incorporar le dará los parámetros de cuán complejo puede llegar a ser este sitio web.

Entender completamente la dirección en la que tu compañía quiere moverse te ayudará a guiar tu proceso de planificación temprana.

A continuación, debe comenzar a gestionar a todos tus interesados internos y a los líderes de los departamentos, así como las expectativas de la organización.

Necesitará que le respondan algunas preguntas:

¿Qué tipo de sitio web requiere construir tu proyecto? ¿Una tienda virtual o solo página web?

¿Cuál es el plazo para iniciar y lanzar el sitio web? ¿Hay tiempo para planear y desarrollar o es un proyecto que se tenía que hacer ayer? ¿Hay espacio en el presupuesto para un nuevo sitio web o se trata de un proyecto existente

Hay diferencias significativas en el desarrollo de una tienda online tradicional y convencional frente a un sitio web informativo (también conocido como un sitio web empresarial). Ambos tipos de sitios web tienen diferentes resultados y producen diferentes experiencias de los usuarios.

Muchas empresas B2B comienzan con la creación de una tienda online convencional. Esto significa que sus clientes podrán hacer pedidos en línea a través de una tienda transaccional básica B2B. Se trata de un esfuerzo sencillo y sin complicaciones, con una experiencia directa de comprador a vendedor, centrada principalmente en el cumplimiento de los pedidos, con un esfuerzo mínimo aplicado a los servicios de asistencia al cliente en línea.

Este tipo de sitio web se basa en la idea de que los compradores B2B tienen un tiempo limitado para pasar en un sitio web, suponiendo que los compradores sólo quieren acceder al sitio web para comprar y salir. Esta vieja forma de pensar ha limitado en el pasado a los proveedores a la hora de proporcionar a los clientes una presencia en línea que pueda ayudarles a hacer mejor tu trabajo.

De ahí la necesidad de una unidad de negocio en línea. Una unidad de negocios en línea convierte las prácticas y servicios comerciales complejos en servicios de características en línea como:

  • Servicios de RFP (solicitud de presupuesto)
  • Productos y servicios directos de los proveedores
  • EDI o pedidos a granel
  • Gestión de la cuenta de usuario
  • Características del servicio de atención al cliente (como las devoluciones en línea)
  • Gestión de la asignación de inventarios
  • Precios personalizados, de contrato y de matriz
  • Servicios de cuentas financieras (pago de facturas)

La transferencia de prácticas comerciales polifacéticas del mundo físico al mundo digital es una decisión que requiere una reflexión previa porque el desarrollo suele ser elaborado, requiere mucho tiempo y es potencialmente problemático.

Sin embargo, el valor de sitios como éstos ofrece a los compradores la comodidad que desean y la flexibilidad de utilizar el sitio web como una extensión de sus sistemas internos. El establecimiento de un plan inicial puede ayudar a fijar las prioridades y proporcionar la dirección de tu proyecto. En estas primeras etapas, es esencial establecer expectativas y comprender claramente el alcance del proyecto. Otras consideraciones importantes en la etapa de planificación inicial son:

Contratar recursos humanos adicionales: dependiendo de la dirección que la empresa decida tomar con el sitio web, es posible que se necesite contratar apoyo adicional o que se deban ajustar las demás obligaciones para dar cabida a este nuevo proyecto.

Asistir a cursos de capacitación, conferencias o talleres: es posible que desee familiarizarse con las posibles plataformas o nuevas tecnologías que desee incorporar en el sitio web.

Organizar reuniones periódicas de actualización: puede que quieras reunirte con tu jefe, el equipo de liderazgo o las principales partes interesadas a menudo para tratar cualquier preocupación que pueda surgir.

Identificar los puntos de discusión: muchos quieren llamar a puntos específicos en el proyecto con tu jefe, equipo de liderazgo o partes interesadas clave que son de interés. Abordarlos con antelación puede ayudar a evitar posibles obstáculos que podrían surgir más tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba